Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión: nociones básicas.

El Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión es el documento que habilita a residir en España a los ciudadanos de un Estado miembro de la Unión Europea, de un Estado parte del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo y de Suiza (en adelante ciudadano comunitario).

Su regulación se encuentra delimitada dentro del Régimen Comunitario del Derecho de Extranjería, teniendo como marco jurídico el Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, mediante la cual se transpuso al ordenamiento jurídico interno la Directiva 2004/38/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros.

Del Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión cabe destacar los siguientes aspectos:

Beneficiarios:

Tienen la consideración de beneficiarios del Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión:

a) Ciudadanos de un Estado miembro de la UE.

Austria
Estonia
Luxemburgo
Alemania
Finlandia
Malta
Bélgica
Francia
Países Bajos
Bulgaria
Grecia
Polonia
Croacia
Hungría
Portugal
Chipre
Irlanda
Reino Unido
Dinamarca
Italia
Chequia
Eslovenia
Letonia
Rumania
Eslovaquia
Lituania
Suecia

b) Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo y Suiza.

Islandia
Noruega
Liechtenstein
Suiza

Derechos reconocidos:

El Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión habilita al ciudadano comunitario a entrar, salir, circular y residir en España, una vez cumplidas las correspondientes formalidades.

También reconoce el Derecho a desarrollar a cualquier actividad laboral, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, y a realizar estudios, en las mismas condiciones que los españoles (sin perjuicio de algunas limitaciones concretas).

Acceso:

Para la obtención del Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión será necesario el cumplimiento del alguno de los siguientes requisitos:

a) Ser trabajador por cuenta ajena o por cuenta propia en España.

b) Disponer de recursos económicos suficientes, así como de un seguro de enfermedad que cubra todos los riesgos en España.

c) Ser estudiante, contar con seguro de enfermedad que cubre todos los riesgos en España y disponer de recursos suficientes.

Vigencia:

La vigencia del Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión será de cinco años.

Transcurridos este periodo, el ciudadano comunitario tendrá Derecho a residir con carácter permanente. El Derecho de residencia permanente también se reconocerá antes de alcanzar los cinco años de residencia en los siguientes supuestos:

a) Cuando se acceda a la jubilación como trabajador por cuenta propia o cuenta ajena, o en caso de jubilación anticipada, si el trabajador ha trabajado en España los últimos doce meses y ha residido en España de forma continuada durante más de tres años, salvo si es cónyuge o pareja registrada de ciudadano/a español/a.

b) Cuando se acceda a la incapacidad permanente como trabajador por cuenta propia o cuenta ajena y se haya residido en España durante más de dos años sin interrupción (excepto si deriva de accidente de trabajo o de enfermedad profesional), salvo si es cónyuge o pareja registrada de ciudadano/a español/a.

c) Cuando el trabajador por cuenta propia o ajena con al menos tres años consecutivos de actividad y de residencia continuada en España desempeñe su actividad en otro Estado miembro y mantenga su residencia en España.

Limitaciones al Derecho de Residencia:

El Derecho de Residencia reconocido por el Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión podrá limitarse cuando existan razones de orden público, seguridad pública o salud pública. En estos casos, se podrá impedir la entrada en España, denegar la emisión del propio Certificado e incluso decretarse la expulsión de España.

No obstante, la decisión de expulsión solamente se podrá decretar al ciudadano comunitario que tenga reconocido el Derecho de Residencia Permanente cuando existan motivos graves de orden público o seguridad pública. Si el tiempo de residencia en España alcanzará los diez años previos, o el ciudadano comunitario fuera menor de edad (excepto si la repatriación es conforme al interés superior del menor), la expulsión únicamente podrá llevarse a cabo cuando existan motivos imperiosos de seguridad pública, lo cual deberá ser suficientemente acreditada por la Administración.

Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Régimen jurídico para los ciudadanos de Croacia tras su adhesión a la UE.

Como ocurriera en anteriores adhesiones de nuevos estados miembros de la Unión Europea en los años 2004 y 2007, el Gobierno español ha optado por aplicar las limitaciones a la plena libertad de circulación para los ciudadanos croatas (concretamente por lo que respecta a la posibilidad trabajar por cuenta ajena) para los dos próximos años, de conformidad con la normativa de la propia UE. Dicha limitación ha venido impuesta por la Instrucción SGIE/4/2013, sobre régimen jurídico aplicable a los trabajadores por cuenta ajena nacionales de Croacia y a sus familiares, de 1 de julio.

En 2004, estas limitaciones fueron impuestas por España a Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, con las excepciones de Chipre y Malta. Por su parte, en 2007, los afectados fueron Bulgaria y Rumania (en este último caso, se ha llegado incluso a prorrogar dicha situación hasta el día 31 de diciembre de 2013).

Es necesario partir del hecho de que el régimen jurídico aplicable a los ciudadanos de un Estado miembro de la UE viene regulado por el Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo. En este Real Decreto, y por lo que respecta a la limitación fundamental realizada por España, dispone el Artículo 3.2 que los ciudadanos de un Estado miembro de la UE (y sus familiares) “tienen derecho a acceder a cualquier actividad, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, prestación de servicios o estudios, en las mismas condiciones que los españoles”.

En relación a las dudas surgidas en los últimos días respecto a las limitaciones impuestas, así como el contenido de la Instrucción SGIE/4/2013, el sentido de este artículo es aclarar el régimen jurídico que durante este periodo transitorio será de aplicación a los ciudadanos croatas.

Los aspectos fundamentales de esta Instrucción son los siguientes:

1º.- Se establece un periodo transitorio de 2 años durante el cual los ciudadanos croatas no tendrán reconocido de pleno Derecho su condición como ciudadanos de un Estado miembro de la UE.

2º.- Este periodo transitorio de 2 años se extiende desde el día 1 de julio de 2013 hasta el día 1 de julio de 2015, pudiendo prorrogarse por 3 años más, es decir, por un máximo de 5 años (situación que ha afectado a los ciudadanos rumanos).

3º.- Desde el día 1 de julio de 2013, los nacionales de Croacia tiene reconocido el pleno Derecho a residir en España de conformidad con lo dispuesto en el RD 240/2007.

4º.- Durante este periodo transitorio, y para los croatas que no fueran residentes legales (residencia y trabajo) a fecha 1 de julio de 2013, no podrán ejercer una actividad laboral por cuenta ajena como el todo ciudadano de un Estado miembro de la UE, siendo necesario disponer de una Autorización de Trabajo por Cuenta Ajena, como el resto de extranjeros.

Si bien en anteriores Instrucciones reguladoras del periodo transitorio se disponía expresamente que este tipo de Autorizaciones de Trabajo por Cuenta Ajena no estaban sometidas a la situación nacional de empleo, en la Instrucción SGIE/4/2013 no se hace mención alguna en este sentido ¿despiste o traba motivada por la crisis? ¿Se encuentra subordinado un trabajador croata a que no existan españoles o extranjeros residentes legales demandantes de empleo para poder acceder al mercado laboral español?

Las dudas y el debate quedan abiertos…

5º.- Transcurrido un año de vigencia desde la expedición de esta Autorización de Trabajo, el trabajador croata sí tendrá reconocido el acceso al mercado de trabajo en igualdad de condiciones que los españoles, según el contenido del Artículo 3.2 del RD 240/2007.

6º.- Los ciudadanos de Croacia que tuvieran concedida ya una Autorización de Trabajo por Cuenta Ajena a fecha 1 de julio de 2013, tendrán reconocido el pleno Derecho de acceso al mercado de trabajo en las condiciones descritas anteriormente.

7º.- Por lo que respecta al Derecho a trabajar por cuenta ajena de los familiares de ciudadanos de Croacia, la Instrucción SGIE/4/2013 únicamente habilita a ejercer este Derecho al cónyuge y a los descendientes menores de 21 años o mayores a cargo, siempre y cuando se den alguno de estos dos supuestos: a) sean residentes legales junto con el trabajador a fecha 1 de julio de 2013; o b) si no son residentes legales antes de dicha fecha, deberán esperar 18 meses desde su residencia efectiva, o bien, a partir del tercer año de la fecha de adhesión de Croacia a la UE (¿…? ¿Hasta el 1 de julio de 2016? No queda claro…).

De este supuesto, se excluyen expresamente a los ascendientes a cargo, pero especialmente a la pareja registrada (pareja de hecho), lo cual no tiene ningún sentido. ¿Cónyuge sí, pareja de hecho no? Lo repito, no tiene sentido ninguno.

8º.- Al contrario de las limitaciones realizadas respecto al Derecho a trabajar por cuenta ajena, no existe ninguna limitación a poder ejercer una actividad empresarial o profesional como trabajador por cuenta propia, al igual que ya pasó con las anteriores adhesiones de Estados miembros de la UE en 2004 y 2007.

Como ocurrió en su día, y ahora más con la crisis económica, se confía en la llegada de inversiones y creación de nuevas empresas y empleo por parte de este nuevo Estado miembro.

Al margen de que puedan ir surgiendo nueva Instrucciones y nuevas aclaraciones, esta es la situación actual en la que puede encontrarse un ciudadano de Croacia y  el régimen jurídico aplicable, al menos, hasta el 1 de julio de 2015.