Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Extinción de la Residencia Legal por ausencia de España.

La extinción del estatus de Residencia Legal que ostenta un extranjero en España puede ser definida como la potestad de la Administración para cesar dicho estatus, y por tanto, dejar sin efectos jurídicos la Autorización de Residencia en cuestión, por motivos tasados en el Derecho de Extranjería.

A través del procedimiento de extinción, en consecuencia, el extranjero residente legal afectado dejaría de serlo y pasaría a encontrarse en situación administrativa irregular.

Dentro de las diversas causas de extinción de la Residencia Legal en España previstas en el Derecho de Extranjería, este post se centrará en la extinción derivada de las ausencias prolongadas del territorio nacional.

Partiendo de esta premisa, según el tipo de Autorización de la que sea titular el extranjero, los periodos de ausencia y el cómputo de los mismos pueden variar. En este sentido, cabe distinguir los siguientes supuestos:

a) Autorización de Residencia (y Trabajo) Temporal, podrá decretarse la extinción por ausencia fuera de España durante más de seis meses en un año1.

b) Autorización de Residencia de Larga Duración y Larga Duración-UE, cuando existan ausencias fuera del territorio de la UE durante más de doce meses consecutivos2 (no confundir con la denegación del Derecho de Residencia de Larga Duración por ausencia del territorio español superiores a diez meses).

c) Autorización de Residencia de Larga Duración-UE, únicamente para este supuesto, por ausencias de España de más de seis años consecutivos2.

d) Tarjeta de Residencia como Familiar de Ciudadano de la Unión, como regla general, cuando existan ausencias de España superiores a seis meses en un año3.

En consecuencia, detectado alguno de estos supuestos por parte de la Oficina de Extranjería competente en la emisión de la Autorización correspondiente, la misma podrá decretar su extinción.

No obstante, dicha extinción no pude decretarse de manera automática ni arbitraria, sino que la Administración deberá respetar en todo momento dos principios básicos y esenciales que salvaguarden los Derechos e intereses legítimos del extranjero afectado, y especialmente, que eviten situaciones de indefensión. Estos principios son:

a) La expresa existencia de un Expediente Administrativo creado explícitamente para la ocasión y que ampare el procedimiento de extinción de la Autorización.

b) Reconocer el trámite de audiencia previsto en el Artículo 84 de la Ley 30/1992, elemento esencial e ineludible de cualquier procedimiento administrativo ajustado a Derecho.

La ausencia de estos elementos conllevaría una situación de indefensión contra el extranjero que acarrearía la nulidad de pleno Derecho del procedimiento. Valga como ejemplo de ello dos Sentencias que son claramente ilustrativas de cómo no debe resolverse un procedimiento de extinción por la Administración:

Sentencia_1.

Sentencia_2.   

___________

1 Estarán excluidos de este supuesto aquellos extranjeros vinculados laboralmente con una ONG, fundación o asociación, con reconocimiento oficial de utilidad pública como cooperantes, para realizar proyectos de investigación, cooperación al desarrollo o ayuda humanitaria. Tampoco se verán afectados los extranjeros que permanezcan en el territorio de otro Estado miembro de la UE realizando programas temporales de estudios fomentados por la propia UE.

2 No obstante, en estos casos el extranjero podrá recuperar su Autorización de Residencia de Larga Duración o Larga Duración-UE a través del procedimiento reglamentariamente previsto al efecto.

3 No obstante, esta regla general permite las siguientes excepciones:

a) Ausencias de mayor duración motivadas por el cumplimiento de obligaciones militares.

b) Ausencia superiores a doce meses consecutivos por motivos de gestación, parto, posparto, enfermedad grave, estudios, formación profesional, o traslados por razones de carácter profesional a otro Estado miembro o a un tercer país.

Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Causas de extinción de la Residencia Legal en España.

Además de los supuestos de denegación de cada Autorización, el Reglamento de Extranjería (RD 557/2011) prevé una serie de supuestos en los que una Autorización de Residencia puede dejar de tener efectos durante la vigencia de la misma y antes de su caducidad. Estos casos vienen reconocidos como supuesto de extinción de Autorización.

Si bien son muchas las causas por las que puede extinguirse el estatus de residente legal en España del extranjero, la gran mayoría son totalmente desconocidas para los afectados. La pérdida del Derecho de Residencia, o lo que es lo mismo, su extinción, varía según el tipo de Autorización.

Partiendo de este extremo, y obviando los supuestos comunes de extinción para todas las Autorizaciones (caducidad, renovación extraordinaria en caso de Estado de excepción o de sitio) el extranjero puede perder su Derecho de Residencia Legal en los siguientes casos:

Extinción de Autorización de Residencia Temporal y/o Trabajo.

Este tipo de Autorización se extinguirá, sin previa comunicación por parte de la Oficina de Extranjería competente, como supuesto más destacado, por existir algún supuesto de prohibición de entrada, conocida con posterioridad a la concesión del Derecho de Residencia.

También se podrá extinguir la Autorización de Residencia Temporal y/o Trabajo, previo trámite de audiencia al interesado y por medio de Resolución, en los siguientes casos:

1. Por cambio o pérdida de nacionalidad.

2. Por desaparición de las circunstancias que sirvieron de base para la concesión inicial.

3. Cuando existan inexactitud grave en las alegaciones efectuadas, o bien falsedad en los documentos aportados para obtener la Autorización.

4. Cuando se deje de poseer pasaporte, título de viaje o cédula de inscripción, válidos y en vigor, salvo si se demuestra la realización de los trámites necesarios para su renovación o recuperación.

5. Por permanecer fuera de España durante más de seis meses en un año (salvo supuestos especiales).

Extinción de Autorización de Residencia Temporal y Trabajo para Investigación y para profesionales Altamente Cualificados.

Al margen de los supuestos comunes ya citados, se podrá extinguir este tipo de Autorización, previo trámite de audiencia y a través de Resolución motivada, en los siguientes casos:

1. Cuando la obtención de la Autorización haya sido fraudulenta.

2. Por desaparición de las circunstancias que sirvieron de base para la concesión inicial o si se comprueba su inexistencia.

3. Cuando el extranjero resida en España para  fines distintos para los que fue autorizado.

Extinción de Autorización de Residencia Temporal y Trabajo de víctimas de trata de Seres Humanos.

Además de los supuestos comunes, tras trámite de audiencia y Resolución expresa, se podrá extinguir este tipo de Autorizaciones por:

1. Por resolución judicial que determine la existencia de denuncia fraudulenta o infundada, si existió fraude en la cooperación.

2. Por desaparición de las circunstancias que sirvieron de base para la concesión.

3. Cuando el extranjero titular reanude de forma activa, voluntaria y por iniciativa propia, sus relaciones con los presuntos autores del delito.

4. Cuando el extranjero deje de prestar su cooperación.

Extinción de Autorización de Residencia de Larga Duración y Larga Duración-UE.

Se producirá la extinción en estos casos cuando:

1. El extranjero haya obtenido la Autorización de forma fraudulenta.

2. Se imponga la sanción de expulsión, en los supuestos previstos legalmente.

3. Por ausencias fuera del territorio de la UE durante más de doce meses consecutivos (diferente de la denegación del Derecho de Residencia de Larga Duración por ausencias del territorio español superiores a diez meses).

4. Al adquirir la Residencia de Larga Duración-UE en otro Estado miembro.

5. Por cese, finalización, denegación de renovación o revocación de la condición de protección internacional por otro Estado miembro de la UE, si sirvió de base para su concesión.

6. Para la Residencia de Larga Duración-UE, por ausencias de España de seis años.

Extinción de Tarjeta de Residencia como Familiar de Ciudadano de la Unión.

Regulado por el RD 240/2007, se establece como causa de extinción de este Derecho de Residencia como Familiar de Comunitario, como regla general, las ausencias de España superiores a seis meses en un año. No obstante, existen las siguientes excepciones a esta regla general:

1. Ausencias de mayor duración, siempre que se demuestre el cumplimiento de obligaciones militares.

2. Ausencia superiores a doce meses consecutivos por motivos de gestación, parto, posparto, enfermedad grave, estudios, formación profesional, o traslados por razones de carácter profesional a otro Estado miembro o a un tercer país.

Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Fin del vínculo familiar con ciudadanos comunitarios: ¿conservo mi Derecho de Residencia o lo pierdo?

Según dispone la regulación contenida en el Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, el estatus de residente legal de una familiar de ciudadano de la UE (también conocidos como familiares de comunitario) viene condicionado, por regla general, a la existencia y al mantenimiento de dicho vínculo familiar.

Es precisamente este vínculo familiar con un ciudadano “comunitario” (ciudadano de la UE, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza) el que otorga al extranjero “extracomunitario”un estatus jurídico privilegiado dentro del Derecho de Extranjería. Pues bien: ¿qué ocurre si se rompe este vínculo familiar entre el ciudadano comunitario y el extracomunitario? ¿En qué situación queda el extranjero extracomunitario a partir de entonces?

Los supuestos contemplados por el RD 240/2007 son diversos, siendo también diferentes sus consecuencias. Más en concreto, las situaciones que pueden darse son las siguientes:

1. FALLECIMIENTO.

Cuando fallece el ciudadano comunitario, sus familiares extracomunitarios no perderán su Derecho como residentes legales siempre que hayan residido en España antes del fallecimiento.

En este caso, existe la obligación de comunicar dicho fallecimiento en la Oficina de Extranjería o Comisaria de Policía competente.

2. NULIDAD MATRIMONIAL, DIVORCIO O CANCELACIÓN DE LA INSCRIPCIÓN COMO PAREJA REGISTRADA (PAREJA DE HECHO).

Cuando sucede alguna de las circunstancias citadas, el familiar extracomunitario tendrá la obligación de comunicarlo a la Oficina de Extranjería o Comisaria de Policía competente. En estos casos, solo se conservará el Derecho de Residencia cuando:

a) El matrimonio o pareja registrada haya durado al menos tres años hasta el inicio del procedimiento por que se disuelve el vínculo familiar (procedimiento judicial de nulidad o divorcio, o cancelación de la inscripción como pareja de hecho), debiendo haber transcurrido al menos un año en España.

b) Otorgamiento por mutuo acuerdo o decisión judicial de la custodia de los hijos del ciudadano comunitario, al ex cónyuge o ex pareja extracomunitario.

c) Ser víctima de violencia de género durante el matrimonio o la situación de pareja registrada.

d) Ser víctima de trata de seres humanos, siendo el responsable el cónyuge o pareja comunitario durante el matrimonio o la situación de pareja registrada.

e) Cuando exista resolución judicial o mutuo acuerdo entre las partes que determine el derecho de visita al hijo menor del ex cónyuge o ex pareja registrada extracomunitario. El menor deberá residir en España y dicho acuerdo encontrarse en vigor.

En todo caso, y de acuerdo con lo dispuesto por el Artículo 200.3 del RD 557/2011, los extranjeros extracomunitarios que cesen en tal condición, “podrán obtener, si cumplen los requisitos establecidos al efecto, a excepción del visado, una autorización de residencia no lucrativa o de residencia y trabajo por cuenta ajena, del tiempo que corresponda, en función de la duración de la documentación de la que fuera titular”.