Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Estancia por Estudios, Movilidad de alumnos, Prácticas no laborales o Servicios de voluntariado.

La Autorización de Estancia por Estudios, Movilidad de alumnos, Prácticas no laborales o Servicios de voluntariado es aquella que habilita al extranjero, tras la obtención del respectivo Visado, para poder permanecer en España por un periodo superior a noventa días con la única finalidad de realizar algunas de las actividades previstas.

Su regulación se encuentra delimitada en el Artículo 33 de la Ley de Extranjería (Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los extranjeros en España y su Integración Social), así como en los Artículos 37 a 44 del RD 557/2011.

Esta Autorización, basada en la situación de estancia legal, no se debe confundir con la Autorización de Residencia Temporal y Trabajo para Investigación, regulada en el Artículo 38 bis de la LO 4/2000 y los 73 a 84 del RD 557/2011, que si tiene verdadera consideración de residencia legal.

Requisitos esenciales:

La LO 4/2000 reconoce la situación de Estancia Legal por Estudios a los extranjeros que pretendan realizar alguna de las siguientes actividades:

a) Cursar o ampliar estudios en España en un centro de enseñanza autorizado, bajo programa a tiempo completo y que conlleve la obtención de un título o certificado.

b) La realización de actividades de investigación o formación que no conlleve el reconocimiento de la Autorización de Residencia Temporal y Trabajo para Investigación.

c) Participar en programas de intercambio de alumnos en centros docentes o científicos, públicos o privados, reconocidos oficialmente.

d) La realización de prácticas no laborales o servicios de voluntariado.

Es necesario resaltar que ninguna de estas actividades podrá tener carácter laboral.

Requisitos de generales acceso:

Para poder acceder a la situación de Estancia Legal por Estudios, Movilidad de alumnos, Prácticas no laborales o Servicios de voluntariado se exigen el cumplimiento de los siguientes requisitos esenciales:

a) Disponer de recursos económicos suficientes para cubrir los gastos ocasionados durante el tiempo de estancia en España, así como para el regreso al país de procedencia.

La cuantía exigida será del 100% del IPREM con carácter mensual. Si le acompañaran familiares, la cuantía exigida será el 75% del IPREM para el primer familiar, y el 50% del IPREM por cada familiar adicional. Estos importes no serán exigibles si se acredita el pago anticipado del alojamiento durante el periodo de estancia.

b) Contar con seguro de enfermedad  que cubra todas las necesidades y con cobertura en España.

c) Para estancias superiores a seis meses, no estar afectado por enfermedades que afecten de forma grave a la salud pública, según el Reglamento Sanitario Internacional de 2005 aprobado por la Organización Mundial de la Salud.

d) Carecer de antecedentes penales en España y en los países donde el extranjero haya residido los últimos cinco años (por delitos tipificados por el Código Penal español), cuando el extranjero sea mayor de edad penal y la estancias superiores a seis meses.

Requisitos de específicos de acceso:

Cumplidos los requisitos generales de acceso, existen las siguientes exigencias particulares para cada una de las situaciones de Estancia Legal:

I. Estudios:

Tener reconocida la admisión en Centro de enseñanza autorizado en un programa estudios o formación a tiempo completo y  a cuya finalización se obtenga el respectivo título o certificado de aprovechamiento.

II. Actividades de investigación o formación:

Tener reconocida la admisión en Centro reconocido oficialmente en España. En todo caso, cuando sea para realizar actividades de investigación, el Centro deberá ser una Universidad, un centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas o una Institución pública o privada de Inversión y Desarrollo (I+D).

III. Movilidad de alumnos:

a) Tener reconocida la admisión en Centro reconocido oficialmente en España para realizar estudios de enseñanza secundaria y/o bachillerato o un Centro científico oficialmente reconocido.

b) Haber sido admitido en un programa de movilidad de alumnos por una Organización oficialmente reconocida.

c) Que el Centro u Organización se haga responsable del alumno durante su estancia (coste de los estudios, de la estancia y del regreso a su país).

d) Haber sido acogido por una familia o Institución durante la estancia solicitada, según elección del Centro u Organización en la que participa el alumno.

IV. Prácticas no laborales:

Tener reconocida la admisión para realizar prácticas no remuneradas derivadas de un convenio firmado con una empresa pública o privada, o un Centro de Formación Profesional reconocido oficialmente.

V. Servicio de voluntariado:

a) Firmar un convenio con una Organización encargada del programa de voluntariado que haga referencia, al menos, a los siguientes extremos: actividades y condiciones de realización, horario y recursos disponibles para cubrir el viaje, manutención y alojamiento durante la estancia.

b) Seguro de responsabilidad civil relacionado con las actividades en cuestión firmado por la Organización.

Vigencia:

La Autorización de Estancia tendrá la misma vigencia que la del curso, trabajo de investigación, intercambio de alumnos, prácticas o servicio de voluntariado para la que haya sido concedida, con un máximo de un año.

Cuando la vigencia supere los seis meses, el extranjero deberá solicitar la correspondiente Tarjeta de Identidad de Extranjero. En caso contrario, la situación de Estancia Legal por Estudios quedará acreditada mediante el correspondiente Visado de Estancia.

Prorroga:

La Autorización de Estancia podrá prorrogarse a su expiración cuando se sigan cumpliendo los requisitos exigidos para su concesión inicial y se acredite el haber superado las pruebas para la continuación de los estudios cursado o el buen progreso de la investigación llevada a cabo.

Autorización de Estancia para familiares:

Los familiares del extranjero titular de una Autorización de Estancia por Estudios, Movilidad de alumnos, Prácticas no laborales o Servicios de voluntariado podrán obtener una Autorización por la misma vigencia que les habilite a acompañarlo durante su estancia en España.

En estos casos, se entiende por familiares el cónyuge, la pareja de hecho, y los hijos menores de dieciocho años o discapacitados.

Compatibilidad con trabajo:

Los extranjeros que se encuentre en alguno de los supuestos descritos podrán solicitar ser autorizados a trabajar por cuenta ajena o cuenta propia cuando cumplan los requisitos exigidos para la Autorización correspondiente (al margen del régimen especial establecido para estudios de especialización en el ámbito sanitario).

No obstante, la actividad laboral a desarrollar debe cumplir con las siguientes exigencias:

a) Ser compatible con la actividad propia para la que fue concedida la Autorización de Estancia.

b) Los ingresos obtenidos de dicha actividad laboral no podrán suponer bajo ningún concepto el sustento económico para justificar la prórroga de la Autorización.

c) El trabajo por cuenta ajena deberá desempeñarse a tiempo parcial. Si la actividad fuera a tiempo completo (ya sea por cuenta ajena o propia), su duración no podrá superar los tres meses, ni coincidir con la actividad formativa o de investigación.

Categorías
Jurisprudencia Nacionalidad

Diferencia entre Estancia y Residencia Legal en los expedientes de nacionalidad por residencia.

Desde hace unos meses para acá, no dejo de ver (más que en otros años) múltiples denegaciones de nacionalidad por residencia fundamentadas en un mismo motivo: el erróneo cómputo de la situación de estancia legal por estudios como tiempo de residencia legal.

En efecto, se vienen dando muchos casos en los que el extranjero ha permanecido de forma legal en España, permanencia durante la cual una parte ha sido como estancia por estudios, y otra como residencia legal. Con la suma de ambos periodos, el  extranjero pretendía demostrar el haber alcanzado los periodos mínimos de “residencia” exigidos según cada caso para poder solicitar la nacionalidad española por residencia.

De estas circunstancias surgen dos preguntas fundamentales: ¿Son idénticas estas figuras, estancia por estudios y residencia legal, jurídicamente hablando? ¿Tienen la misma trascendencia a la hora de resolver un expediente de nacionalidad española por residencia?

Contestando a la primera de las preguntas, es necesario diferenciar ambos supuestos. En primer lugar, la estancia por estudios es un supuesto de estancia legal habilitada por el Derecho de Extranjería que permite al extranjero permanecer en España por un periodo de tiempo de 90 días hasta 1 año con el fin de cursar estudios, realizar actividades de investigación, intercambio de alumnos, prácticas o servicios de voluntariado. La vigencia de esta situación será igual al periodo por el que vaya a prolongarse la actividad a realizar, pudiendo prorrogarse la misma.

Por otro lado, la situación de residencia legal, habilita al extranjero a permanecer en España precisamente como residente legal por motivos laborales (residencia y trabajo por cuenta ajena o cuenta propia) o no lucrativos (simple residencia), ya sea temporal (de 90 días hasta 5 años) o de forma indefinida como residente de larga duración (5 años).

Como ya se ha dicho, si bien ambas figuras habilitan al extranjero permanecer en España de manera legal, a nivel de Derecho de Extranjería la estancia legal y la residencia legal se expide por motivos diferentes, y sus consecuencias, por tanto, también son distintas. Igualmente, como a continuación se expondrá, tampoco tienen el mismo reconocimiento jurídico a efectos de nacionalidad española.

Es necesario matizar brevemente, que la estancia por estudios (Artículo 33 de la Ley de Extranjería) no debe ser confundida con el Régimen especial de investigadores (Artículo 38 bis), ya que la inclusión dentro del régimen de investigador al extranjero conlleva su  reconocimiento inicial como residente legal en España.

Una vez delimitadas ambas figuras jurídicas, y por lo que respecta a su trascendencia en los expedientes de nacionalidad española por residencia, es necesario partir de lo preceptuado en el Artículo 22 del Código Civil. Según este precepto, para poder solicitar la nacionalidad española por residencia se exige el haber sobrepasado determinados periodos de residencia al momento de la presentación. Concretamente estos periodos son de 10, 5, 2 o 1 año, dependiendo de cada caso.

En relación a los requisitos que debe cumplir esta residencia, el Artículo 22.3 del Código Civil establece que “en todos los casos la residencia habrá de ser legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición”.

Esta exigencia expresa de residencia legal, bajo una interpretación literal del precepto, delimita claramente el tipo de permanencia legal en España admitido, descartándose por tanto la situación de estancia legal por estudios. Si bien es cierto que existen expedientes en los que se han admitido el computo de la estancia por estudios para valorar y conceder la nacionalidad española, igual  de cierto es que, con este tipo de interpretación, no existe una explicación jurídica para estas resoluciones favorables. Lo único que podría alegarse en su favor sería una interpretación más flexible y laxa del Artículo 22.3 del Código Civil.

Este tipo de interpretación, aun existente, no coincide sin embargo con la jurisprudencia de la Audiencia Nacional y del Tribunal  Supremo en relación con supuestos en los que coinciden periodos de estancia legal por estudios y periodos con residencia legal. En concreto, la Audiencia Nacional en Sentencia de fecha 22 de Septiembre de 2011, fundamentándose en jurisprudencia consolidad del Tribunal Supremo, afirma de forma tajante que «la estancia en España amparada en una autorización de estancia para cursar estudios no puede considerarse como residencia legal a efectos de entender cumplido el requisito de “residencia legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición” previsto en el artículo 22.3 del CC».

Ante esta afirmación tan tajante, y en perjuicio de todos aquellos extranjeros que se viene viendo perjudicados, no cabe otra conclusión posible que considerar irrelevante la situación de estancia legal por estudios como computable para poder solicitar la nacionalidad española por residencia. Al menos, mientras no exista una nueva interpretación jurisprudencial en sentido contrario (la cual no resulta previsible).