Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Autorización de Residencia y Trabajo para deportistas profesionales.

La Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena para deportistas profesionales, como su propio nombre indica, es un supuesto especial de residencia legal previsto para deportistas de carácter profesional incluidos determinadas categorías.

Su marco normativo viene fijado, además de por los Artículos 36, 38 y 40 de la Ley Orgánica 4/20001 y de los Artículos 62 a 70 de su reglamento del Real Decreto 557/20112, por el Acuerdo de Consejo de Ministros de 15 de julio de 20053 y la Instrucción DGI/SGRJ/02/20094.

Requisitos:

Son requisitos esenciales para poder acceder a la Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena para deportistas profesionales los siguientes:

a) Ser extranjero deportista, entrenador o similar de carácter profesional.

b) No encontrarse irregularmente en España.

c) Carecer de antecedentes penales en España y en el país de origen o en el país o países en los que el extranjero haya residido previamente durante los últimos cinco años antes de entrar en España.

d) No tener prohibida la entrada en España ni en Estados con los que España haya firmado convenios en este sentido.

e) Estar en disposición de una licencia deportiva adecuada para poder participar en competiciones deportivas oficiales o actividades cuya organización corresponda a federaciones deportivas y/o ligas profesionales o entidades asimiladas.

f) La empresa solicitante (club deportivo, asociación deportiva, sociedad anónima deportiva u otra entidad para contratar a deportistas profesionales) debe estar inscrita y autorizada para participar en actividades y competiciones de determinadas modalidades deportivas.

g) Que la situación nacional de empleo permita la contratación.

Modalidades deportivas:

Únicamente podrán ampararse en este tipo de Autorización los deportistas, entrenadores o similares de carácter profesional encuadrados en las siguientes modalidades y categorías deportivas:

a) Baloncesto:

  • Liga ACB (Asociación de Clubes de Baloncesto masculino).
  • Liga LEB (Liga Española de Baloncesto).
  • Liga Femenina de Baloncesto.

b) Balonmano:

  • Liga ASOBAL.
  • División de Honor Femenina.

c) Ciclismo: Clubes o equipos incluidos en el UCI PRO TOUR.

d) Fútbol:

  • LFP (Liga nacional de Fútbol Profesional), 1ª y 2ª División.
  • Primera división de Fútbol Femenino.
  • División de Honor de la Liga Nacional de Fútbol-Sala (Masculino y Femenino).

e) Voleibol: División de Honor Masculina y Femenina.

Procedimiento:

El procedimiento sobre Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena para deportistas profesionales se divide básicamente en cuatro partes:

a) Solicitud de la Autorización ante la Oficina de Extranjería competente, aportando la documentación necesaria para acreditar los requisitos exigidos legalmente.

b) Inicio de la actividad deportiva por medio de la licencia deportiva habilitada como Autorización de Residencia y Trabajo Provisional, previa comunicación a las autoridades competentes (Delegación o Subdelegación del Gobierno; Dirección General de Migraciones; y Comisaría General de Extranjería y Fronteras).

c) Concedida la Autorización, obtención del Visado de Residencia y Trabajo, que deberá solicitarse en el plazo de un mes desde su notificación.

d) Entrada en España y solicitud de la Tarjeta de Identificación de Extranjeros ante la Comisaria de Policía.

Vigencia:

La Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena para deportistas profesionales tendrá una vigencia de un año a contar desde el inicio de la actividad deportiva por medio de la Autorización provisional, o en su defecto, desde el inicio efectivo de la actividad.  

______________

1 Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre Derechos y Libertades de los extranjeros en España y su Integración Social, dada su última redacción conforme a la Ley Orgánica 2/2009, de 11 de diciembre.

2 Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre Derechos y Libertades de los extranjeros en España y su Integración Social.

3 Acuerdo de Consejo de Ministros de 15 de julio de 2005 por las que se aprueban Instrucciones por las que se determina el procedimiento para autorizar la residencia y el desarrollo de actividades laborales deportivas profesionales por extranjeros.

4 Instrucción DGI/SGRJ/02/2009, sobre el Acuerdo de Consejo de Ministros, de 15 de julio de 2006, por el que se aprueban las Instrucciones por las que se determina el procedimiento para autorizar la residencia y el desarrollo de actividades laborales deportivas profesionales por extranjeros. 

Categorías
Jurisprudencia Residencia

STJUE de 14 de noviembre de 2017, Asunto C-165/16: comentario y valoración jurídica.

Esta semana se ha hecho pública la Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, de 14 de noviembre de 2017, Asunto C-165/16, de gran relevancia, y directamente relacionada con la STJUE de 10 de mayo de 2017, Asunto C-133/15. De dicha Sentencia cabe destacar los siguientes aspectos:

Hechos.

a) Ciudadana de nacionalidad española residente en Reino Unido, que tras acceder al Derecho de Residencia Permanente a través de la Directiva 2004/38/CE1, obtiene nacionalidad británica.

b) Posteriormente contrae matrimonio con nacional de un tercer Estado (Argelia) que pretende acceder al Derecho de Residencia como familiar beneficiario conforme a la Directiva 2004/38/CE.

Partiendo de ambas premisas, el TJUE recibe cuestión prejudicial con el fin de que se pronuncie sobre si existe un Derecho de Residencia a favor de familiar nacional de un tercer Estado en el marco de la Directiva 2004/38/CE, cuestión que el propio TJUE amplia bajo al amparo del Artículo 21 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea2 (en adelante TFUE), en especial su apartado 1 que se refiere al Derecho a “residir libremente en el territorio de los Estados miembros”.

Derecho de Residencia.

Como ya ocurriera con la STJUE de 10 de mayo de 2017, Asunto C-133/15, el TJUE se plantea esencialmente dos supuestos diferentes a resolver.

En el primero de los supuestos, el TJUE dispone que el Derecho de Residencia no puede tener amparo bajo el encuadre jurídico contenido en la Directiva 2004/38/CE, al considerar que esta Directiva únicamente resulta de aplicación cuando un nacional de un Estado miembro de la UE ejercer su Derecho de libre circulación y residencia en otro Estado miembro.

En este sentido se afirma que:

“31. Según reiterada jurisprudencia del Tribunal de Justicia, la Directiva 2004/38 pretende facilitar el ejercicio del derecho fundamental e individual a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros, directamente conferido a los ciudadanos de la Unión por el artículo 21 TFUE, apartado 1, y reforzar ese derecho. El considerando 5 de esta Directiva pone de relieve que dicho derecho, para que pueda ejercerse en condiciones objetivas de dignidad, debe serle reconocido también a los miembros de las familias de esos ciudadanos, cualquiera que sea su nacionalidad (sentencia de 18 de diciembre de 2014, McCarthy y otros, C202/13, EU:C:2014:2450, apartados 31 y 33 y jurisprudencia citada).

32. Sin embargo, dicha Directiva no otorga ningún derecho autónomo a los miembros de la familia de un ciudadano de la Unión que sean nacionales de un tercer Estado. Por lo tanto, los eventuales derechos que confiera a esos nacionales esta misma Directiva son derechos derivados de aquellos de los que disfruta el ciudadano de la Unión de que se trate por el hecho de ejercer su libertad de circulación (véase, en este sentido, la sentencia de 18 de diciembre de 2014, McCarthy y otros, C202/13, EU:C:2014:2450, apartado 34 y jurisprudencia citada)”.

Y acaba concluyendo lo siguiente:

“41. De ello se desprende que, desde que adquirió la nacionalidad británica, por un lado, la Sra. Ormazabal ya no responde a la definición del concepto de «beneficiario», en el sentido del artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2004/38, tal como se ha recordado en el apartado 34 de la presente sentencia. Por otro lado, habida cuenta de las consideraciones expuestas en los apartados 36 y 37 de la presente sentencia, dicha Directiva no regula ya la residencia de la Sra. Ormazabal en el Reino Unido, puesto que esta residencia es, por naturaleza, incondicionada

42. En estas circunstancias, procede considerar que la Directiva 2004/38 no es aplicable a la situación de la Sra. Ormazabal desde que ésta fue naturalizada en el Reino Unido”.

Por lo que respecta al segundo de los planteamientos contenidos en la Sentencia, el TJUE, sin embargo, entiende que sí existen fundamentos para reconocer el Derecho de Residencia en el presente caso al amparo del Artículo 21 del TFUE, bajo la aplicación análoga de la Directiva 2004/38/CE.

Así de claro lo dispone el TJUE en los siguientes Fundamentos:

“46. En efecto, debe recordarse que el Tribunal de Justicia ya ha declarado que, en determinados casos, los nacionales de terceros Estados, miembros de la familia de un ciudadano de la Unión, que no podían disfrutar, en virtud de las disposiciones de la Directiva 2004/38, de un derecho de residencia derivado en el Estado miembro del que ese ciudadano era nacional, podían no obstante disponer de tal derecho sobre la base del artículo 21 TFUE, apartado 1 (véanse, en este sentido, las sentencias de 12 de marzo de 2014, O. y B., C456/12, EU:C:2014:135, apartados 44 a 50, y de 10 de mayo de 2017, Chávez-Vílchez y otros, C133/15, EU:C:2017:354, apartado 54).

47. Sin embargo, al igual que ocurre con la Directiva 2004/38, esta última disposición no otorga ningún derecho de residencia autónomo a tal nacional, sino únicamente un derecho derivado de aquellos de que disfruta el ciudadano de la Unión de que se trate (sentencias de 8 de noviembre de 2012, Iida, C40/11, EU:C:2012:691, apartados 66 y 67, y de 12 de marzo de 2014, O. y B., C456/12, EU:C:2014:135, apartado 36).

48. Así, un derecho de residencia derivado en favor de un nacional de un tercer Estado, miembro de la familia de un ciudadano de la Unión, sólo existe, en principio, cuando sea necesario para garantizar el ejercicio efectivo por parte de ese ciudadano de su libertad de circulación. La finalidad y la justificación de tal derecho derivado se basan por tanto en la consideración de que no reconocerlo puede suponer un menoscabo, en particular, de esa libertad y del ejercicio y efecto útil de los derechos que el ciudadano de la Unión de que se trate tiene en virtud del artículo 21 TFUE, apartado 1 (véanse, en este sentido, las sentencias de 8 de noviembre de 2012, Iida, C40/11, EU:C:2012:691, apartado 68; de 12 de marzo de 2014, O. y B., C456/12, EU:C:2014:135, apartado 45, y de 13 de septiembre de 2016, Rendón Marín, C165/14, EU:C:2016:675, apartados 36 y 73)”

Por lo que respecta a las condiciones del Derecho de Residencia, el TJUE dispone las siguientes consideraciones:

“61. En lo que respecta a los requisitos de concesión de ese derecho de residencia derivado, no deben ser más estrictos que los establecidos por la Directiva 2004/38 para la concesión de tal derecho de residencia a un nacional de un tercer Estado que es miembro de la familia de un ciudadano de la Unión que ha ejercido su derecho de libre circulación estableciéndose en un Estado miembro distinto del de su nacionalidad, puesto que, aunque esta Directiva no contempla la situación a la que se ha hecho referencia en el apartado anterior de la presente sentencia, debe aplicarse por analogía a dicha situación (véanse, por analogía, las sentencias de 12 de marzo de 2014, O. y B., C456/12, EU:C:2014:135, apartados 50 y 61, y de 10 de mayo de 2017, Chávez-Vílchez y otros, C133/15, EU:C:2017:354, apartados 54 y 55)”.

_______________
1 Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de Abril de 2004, relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros, por la que se modifica el Reglamento (CEE) no 1612/68 y se derogan las Directivas 64/221/CEE, 68/360/CEE, 72/194/CEE, 73/148/CEE, 75/34/CEE, 75/35/CEE, 90/364/CEE, 90/365/CEE y 93/96/CEE.
2 Artículo 21 TFUE:
“1. Todo ciudadano de la Unión tendrá derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros, con sujeción a las limitaciones y condiciones previstas en los Tratados y en las disposiciones adoptadas para su aplicación.
2. Cuando una acción de la Unión resulte necesaria para alcanzar este objetivo, y a menos que los Tratados hayan previsto los poderes de acción al respecto, el Parlamento Europeo y el Consejo podrán adoptar, con arreglo al procedimiento legislativo ordinario disposiciones destinadas a facilitar el ejercicio de los derechos contemplados en el apartado 1.
3. A los efectos contemplados en el apartado 1, y salvo que los Tratados establezcan poderes de actuación para ello, el Consejo podrá adoptar, con arreglo a un procedimiento legislativo especial, medidas sobre seguridad social o protección social. El Consejo se pronunciará por unanimidad previa consulta al Parlamento Europeo”.
Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Caso Práctico: Reagrupación Familiar.

Supuesto de hecho:

Hafida R., de nacionalidad marroquí, es residente legal en España como titular de Autorización de Residencia de Larga Duración.

Desde hace tiempo tiene intención de reagrupar a sus padres que residen en Marruecos, siendo la edad del padre de 68 años y la de su madre de 63 años. Hace algo más de dos años que se remite remesas de dinero con los que sus padres viven en Marruecos y cubren todas sus necesidades, ya que ninguno de ellos trabaja ni recibe pensión alguno por parte del Estado.

Ante la complejidad de este tipo de procedimientos, Hafida decide acudir a un abogado especialistaen Derecho de Extranjería para que le asesore en la preparación y presentación del procedimiento de Reagrupación Familiar.

Objetivo:

El objetivo de Hafida es la concesión de una Autorización de Residencia Temporal Inicial por Reagrupación Familiar a favor de sus padres.

Requisitos:

Para poder solicitar la Reagrupación Familiar Hafida debe acreditar el cumplimiento de los siguientes requisitos:

a) El vínculo familiar entre Hafida (reagrupante) y sus padres (reagrupados).

b) Disponer de medios de vida suficientes para cubrir las necesidades familiares, incluida la asistencia sanitaria si no está cubierta por la Seguridad Social.

c) Disponer de vivienda adecuada para Reagrupación Familiar.

d) Aportar Informe de Disponibilidad de vivienda adecuada.

e) Por lo que respecta a sus padres: demostrar que viven a su cargo; acreditar la existencia de razones que justifican la necesidad de autorizar la residencia en España; y de manera especial, probar la existencia de razones humanitarias para adelantar la edad de reagrupación de la madre de los 65 años a los 63.

Documentación:

Para la preparación del procedimiento y poder demostrar el cumplimiento de los anteriores requisitos, Hafida recopila la siguiente documentación:

  • Impreso de solicitud en modelo oficial (EX–02).
  • Copia completa del Pasaporte de Hafida en vigor.
  • Copia de la Autorización de Residencia de Larga Duración.
  • Copia completa del Pasaporte de los padres en vigor.
  • Copia del Certificado de Nacimiento de Hafida, traducido al castellano.
  • Informe de vida laboral de Hafida, donde consta de alta como trabajadora autónoma.
  • Copia de la última Declaración del IRPF y de las Declaraciones Trimestrales de IRPF e IVA del actual año.
  • Copia del Contrato de arrendamiento en vigor.
  • Informe favorable de Disponibilidad de Vivienda.
  • Certificados de remesas dinerarias realizadas por Hafida a favor de sus padres en los últimos años.
  • Copia de impresión de la página web del Instituto Nacional de Estadística (INE) acreditativa del PIB per cápita para Marruecos en cómputo anual en el último año registrado.
  • Certificado emitido por las autoridades marroquíes competentes en la materia que acredita que sus  padres ni trabajan, ni perciben pensión alguna por parte del Estado, ni son beneficiarios de ninguna prestación.

Presentación:

Hafida reside en la ciudad de Cádiz, por lo cual resulta competente para la tramitación del procedimiento de Reagrupación Familiar la propia Oficina de Extranjería de Cádiz, debiendo comparecer personalmente, y en este caso, acompañado de su abogado.

Fases del procedimiento:

Las fases por las que pasa el procedimiento de Reagrupación Familiar de los padres de Hafida son básicamente las siguientes:

1º.- Presentación de las solicitudes de Reagrupación Familiar, pago de las tasas (10,61 € cada solicitud en 2017) y entrega del resguardo en la Oficina de Extranjería de Cádiz.

2º.- Solicitud de informes sobre antecedentes penales en España ante el Registro Central de Penados por parte de la Oficina de Extranjería.

3º.- Comprobación de que la solicitud está completa y que se han aportado todos los documentos necesarios.

4º.- Realizadas todas estas actuaciones, y cumpliéndose todos los requisitos, la Oficina de Extranjería de Cádiz procedería a conceder Autorización de Residencia a favor de los padres de Hafida, la cual quedaría en suspenso hasta la concesión del Visado por el Consulado de España en Marruecos donde residan los padres (en este caso Tánger).

Autorización concedida:

Finalizado el procedimiento de manera favorable, la Oficina de Extranjería de Cádiz concedería a favor de los padres de Hafida Autorización de Residencia Temporal Inicial por Reagrupación Familiar de igual vigencia que la Autorización de Residencia de Larga Duración de Hafida.

Últimos pasos:

Concedido el Visado, y una vez realizada la entrada en España, los padres de Hafida deberán solicitar la Tarjeta de Identidad de Extranjero en la misma Oficina de Extranjería de Cádiz, negociado de comisaría.