Silencio Administrativo en Derecho de Extranjería.

La figura del Silencio Administrativo, básica en todo procedimiento iniciado ante una Administración Pública, tiene también su relevancia jurídica dentro del Derecho de Extranjería.

A grosso modo, se puede definir el Silencio Administrativo como aquella ficción jurídica mediante la cual se entiende como finalizado un procedimiento administrativo ante la inactividad y la falta expresa de resolución por parte de la Administración competente, dentro del plazo previsto por la normativa aplicable (en caso de no estipularlo será de tres meses).

Por medio de la misma, por tanto, se viene a revestir de seguridad jurídica las situaciones de inactividad de una Administración Pública, y cuyos efectos pueden ser entendidos como favorables al ciudadano o desfavorables a sus intereses, según el procedimiento en cuestión. O lo que es lo mismo, se entiende que existe silencio positivo cuando la inactividad de la Administración acarrea la estimación de lo solicitado; mientras que el silencio negativo conlleva la denegación o desestimación de lo solicitado por el simple transcurso del tiempo.

Evidentemente, y existiendo la obligación irrenunciable para todo Administración Pública de resolver todo procedimiento administrativo, el Silencio Administrativo no exime de dicha obligación. Sin embargo, cuando actúe el silencio positivo, cualquier resolución posterior únicamente podrá ser emitida si confirma el contenido del mismo. Al contrario, la desestimación presunta a través del silencio negativo, podrá tener sentido favorable si así se desprende del contenido del expediente administrativo.

Pues bien, como se indicaba más arriba, la figura del Silencio Administrativo también tiene su relevancia dentro del Derecho de Extranjería, teniendo sentido negativo o positivo, dependiendo del procedimiento que inicie el extranjero. Dentro del mismo cabe destacar las siguientes situaciones (delimitadas de forma genérica por la Disposición Adicional 1ª de la LO 4/2000):

a) Silencio negativo: se entiende como regla general que procede el silencio negativo en las solicitudes de Visados y Autorizaciones iniciales si no existe resolución expresa en el plazo de tres meses.

b) Silencio positivo: se aplica, con el mismo plazo, en caso solicitudes de prórroga y renovación de Autorización de Residencia (y Trabajo) y de solicitudes de Autorización de Residencia de Larga Duración cuando se basen en los cinco años de residencia legal previos.

Visto lo expuesto, y concretando más si cabe, se puede dividir la existencia de Silencio Administrativo en los siguientes grupos:

Visados.

Existe silencio negativo si en el plazo de un mesno existe resolución, salvo para el Visado de Residencia no Lucrativa, en cuyo caso el plazo será de tres meses (sin perjuicio del plazo de 15 díasdispuesto por el Derecho de la UE respecto a Visado de tránsito o estancia).

Residencia Temporal.

Existen silencio negativo, trascurrido el plazo de tres meses, en la solicitud inicial de:

  • Autorización de Residencia Temporal no Lucrativa.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Propia.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena de Duración Determinada.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo en el marco de Prestaciones Transnacionales de Servicios.
  • Autorización de Residencia Temporal con excepción de Autorización de Trabajo.

También existe silencio negativo, pero con un plazo de 45 días, en la solicitud inicial de:

  • Autorización de Residencia Temporal por Reagrupación Familiar.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo para Investigación.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo de Profesionales Altamente Cualificados (Tarjeta azul-UE).
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo en el marco de Prestaciones Transnacionales de Servicios (trabajos de temporada o campaña).
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo para titular de Tarjeta azul-UE en otro Estados miembros de la UE.

Por su parte, existe silencio positivo en la renovación de todas las Autorizaciones citadas si en el plazo de tres meses desde la presentación no se ha emitido y notificado resolución.

Residencia por Circunstancias Excepcionales.

Existen silencio negativo trascurrido el plazo de tres meses en la solicitud de:

  • Autorización Residencia Temporal por Arraigo Laboral.
  • Autorización Residencia Temporal por Arraigo Social.
  • Autorización Residencia Temporal por Arraigo Familiar.
  • Autorización de Residencia Temporal por razones de Protección Internacional.
  • Autorización de Residencia Temporal por Razones Humanitarias.
  • Autorización de Residencia Temporal por Colaboración con Autoridades Administrativas o Interés Público.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo de mujeres extranjeras Víctimas de Violencia de Género.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Colaboración contra Redes Organizadas.
  • Autorización de Residencia Temporal y Trabajo de extranjeros Víctimas de Trata de Seres Humanos.

Para aquellos supuestos de prórroga de Autorización regulados por el Artículo 130 del RD 557/2011, se entenderá que existe silencio positivo si en el plazo de tres meses desde la presentación no existe resolución o no se ha notificado conforme a Derecho.

Residencia de Larga Duración.

Existen silencio negativo, una vez trascurrido el plazo de tres meses, únicamente cuando la Autorización de Residencia de Larga Duración se esté tramitando en base al supuesto de que el extranjero haya contribuido de forma notoria al progreso económico, científico o cultural de España, o a la proyección de España en el exterior.

Por el contrario, existe silencio positivo en la tramitación inicial de las siguientes solicitudes, una vez transcurridos tres meses:

  • Autorización de Residencia de Larga Duración.
  • Autorización de Residencia de Larga Duración-UE.
  • Recuperación de Autorización de Residencia de Larga Duración.
  • Recuperación de Autorización de Residencia de Larga Duración-UE.

También existirá silencio positivo, sobre un plazo de 45 días, respecto a solicitudes de Autorización de Residencia de Larga Duración de residente de Larga Duración-UE en otro Estado miembro de la UE, y sus familiares.

Modificación de Autorización.

Existen silencio negativo, trascurrido el plazo de tres meses, en la tramitación de las siguientes solicitudes:

  • Modificación de la situación de Estancia por Estudios, Investigación, Formación o Prácticas a la situación de Residencia.
  • Modificación de la situación de Residencia a la situación de Residencia y Trabajo.
  • Modificación de Régimen Comunitario a las diferentes situaciones de Residencia en Régimen General.
  • Modificación de la situación de Residencia por Circunstancias Excepcionales a la situación de Residencia no Lucrativa o diferentes situaciones de Residencia y Trabajo (aunque este criterio resulta jurídicamente cuestionable: ver mi post ‘Artículo 202 del RD 557/2011: ¿Silencio Administrativo Positivo o Negativo?’).

Existe también silencio negativo, transcurrido el plazo de 45 días, respecto a solicitud de Modificación de la situación de Residencia a la situación de Residencia y Trabajo de Profesionales Altamente Cualificados.

Régimen Comunitario.

Existe silencio positivo transcurrido el plazo de tres meses de tramitación en la solicitud de:

  • Tarjeta de Residencia Temporal como Familiar de Ciudadano de la Unión.
  • Tarjeta de Residencia Permanente como Familiar de Ciudadano de la Unión.