Categorías
Nacionalidad

7 reglas de oro para tramitar con éxito tu nacionalidad española por residencia.

Desde que se aprobó el nuevo procedimiento de nacionalidad española por residencia (Ley 19/2015 y RD 1004/2015) son muchas las consultas recibidas respecto a los pasos a dar para que el trámite sea resuelto de manera favorable.

Aunque bien es cierto que no existen recetas mágicas en este tipo de procedimiento, puede decirse que siguiendo una serie de reglas es difícil que tu solicitud de nacionalidad española por residencia sea denegada.

Por ello, para que tengas éxito en tu tramitación de la nacionalidad española, te recomiendo que sigas las siguientes siete reglas de oro:

1º.- Nuevo momento para comenzar a preparar tu solicitud.

Como no podía ser de otra manera, con la nueva regulación del procedimiento de nacionalidad española por residencia cambia el momento a partir del cual debes comenzar a preparar tu solicitud.

En efecto, si con el procedimiento tradicional el extranjero comenzaba a preparar el expediente con el cumplimiento de los años de residencia legal exigidos por el Código Civil, actualmente, al tener que aprobar las pruebas que dan acceso al Certificado CCSE y al Diploma DELE, en su caso, es recomendable que empieces a prepararlo con anticipación por lo que respecta a estos dos nuevos requisitos.

De este modo, cuando cumplas los años de residencia que te exige la normativa ya estarás en posesión de tu Certificado CCSE y del Diploma DELE (si es necesario).

2º.- Cumple siempre con el tiempo de residencia exigido en tu caso.

Es importante que las prisas por presentar tu solicitud de nacionalidad española por residencia no te despisten y te hagan olvidar que es imprescindible haber alcanzado los años de residencia legal, continuada e inmediata exigidos por el Código Civil para cada supuesto.

Su incumplimiento conllevaría la denegación automática de tu solicitud. Por ello, haz bien las cuentas y no solicites nacionalidad española por residencia hasta que cumplas con este requisito esencial.

3º.- Todo queda en suspenso hasta obtener tu Certificado CCSE (y Diploma DELE).

Como se dijo anteriormente, la obtención del Certificado CCSE y del Diploma DELE, en su caso, resulta un requisito imprescindible para poder solicitar la nacionalidad española por residencia.

Por ello, no solicites ningún documento a tu país de origen hasta que no hayas aprobado los exámenes, ya que de lo contrario estos documentos correrían el riesgo de caducar y tener que volver a solicitarlos nuevamente, legalizarlos y traducirlos si procede.

El dejar todo en parado hasta que obtengas tu Certificado CCSE y el Diploma DELE, cuando sea necesario, te hará ahorrar mucho tiempo y dinero.

4º.- Respeta el principio de buena conducta cívica.

El principio de buena conducta cívica tiene una interpretación más amplia que el no tener antecedentes penales. Los tribunales de justicia vienen considerando que este concepto se extiende más allá, considerando que no debe existir ningún tipo de mención desfavorable en contra del extranjero solicitante.

En consecuencia, es imprescindible no tener antecedentes penales o antecedentes policiales antes de presentar tu solicitud de nacionalidad española por residencia, y en el caso de tenerlos, proceder a su cancelación con antes de iniciar el trámite.

5º.- Autoriza a la DGRN para acceder a tus datos personales.

Una manera de agilizar la tramitación de tu solicitud de nacionalidad española por residencia es el autorizar expresamente a la Dirección General de los Registros y del Notariado (DGRN) en el acceso a determinada información respecto a tu persona, necesaria para la correcta resolución de tu expediente.

En este sentido, en vez de aportarlos junto con la solicitud, podrás permitir que la DGRN recabe directamente de cada Administración competentes los datos relativos a tu domicilio, a la existencia o no de antecedentes penales en España o los datos sobre la situación en relación al Derecho de Extranjería. Lo mismo ocurre respecto al Certificado CCSE y Diploma DELE.

En caso contrario, será necesario aportar el correspondiente Certificado de Empadronamiento, el Certificado de antecedentes penales de España, copia de tu Tarjeta de Identidad de extranjero, y copia del Certificado CCSE y del Diploma DELE.

6º.- Opta por la presentación telemática.

Como bien se explicó en el post anterior, el extranjero dispone de la posibilidad (hasta fecha 30 de junio de 2017) de presentar su solicitud de nacionalidad española por residencia por alguna de las siguientes vías: a) Registro Civil, b) a través de cualquier registro público y c) telemáticamente.

Entre todas estas posibles vías, resulta recomendable la presentación a través de la sede electrónica de la web del Ministerio de Justicia, ya que esta forma de presentación permite al acceso inmediato de tu solicitud de nacionalidad española por residencia al sistema, otorgando al instante el correspondiente número de expediente con el que poder realizar el seguimiento y controlar en qué fase de tramitación se encuentra.

7º.- Asesórate por un profesional especialista en la materia.

Aunque resulta una obviedad, siempre es recomendable el asesorarse por un profesional especializado y con experiencia en procedimientos de nacionalidad, como puede ser un abogado. El presentar tu solicitud de nacionalidad española por residencia con la ayuda de un abogado que te asesore sobre los pasos a dar puede ser la diferencia entre la concesión del mismo, o al contrario, la denegación de tu solicitud.

Recuerda que a veces lo barato te puede salir caro, así que no dudes en acudir a los especialistas en la materia si tienes alguna duda durante la preparación de tu solicitud de nacionalidad española por residencia.

Categorías
Nacionalidad

RD 1004/2015: Nuevo procedimiento de nacionalidad española por residencia.

Al fin, y tras casi un mes de espera tras la entrada en vigor de la Ley 19/2015, en el pasado Consejo de Ministros se aprobó el Reglamento de desarrollo de la Disposición Final 7ª de dicha Ley, el Real Decreto 1004/2015, de 6 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regula el procedimiento para la adquisición de la nacionalidad española por residencia.

Como su propio nombre indica, el RD 1004/2015 desarrolla el nuevo procedimiento de nacionalidad española por residencia, y resulta interesante realizar un análisis de los principales aspectos contenidos en este Real Decreto.

Comencemos, pues:

Pago de tasas de tramitación.

El RD 1004/2015 prevé en su Disposición Adicional 1ª el pago de las nuevas tasas por tramitación de la solicitud de nacionalidad española por residencia, estando todavía pendiente de que se publique el correspondiente formulario de tasas en la página web del Ministerio de Justicia.

Presentación de la solicitud de nacionalidad española por residencia.

Se establece un periodo transitorio hasta fecha 30 de junio de 2017 durante el cual el extranjero podrá solicitar la nacionalidad española por residencia de la siguiente forma:

a) En el Registro Civildel lugar de residencia del extranjero.

b) A través de cualquier registro público habilitado a los efectos de la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común (y en el futuro, de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, de Procedimiento Administrativo Común de la Administraciones Públicas).

c) Por medio de la sede electrónica de la web del Ministerio de Justicia habilitada para ello.

Finalizado el periodo transitorio, únicamente será posible realizar la presentación por alguna de las vías previstas en los casos b) y c).

No obstante, cuando la persona que presente la solicitud de nacionalidad española por residencia sea un profesional sometido a colegiación obligatoria y actúe como representante, por ejemplo, un abogado, deberá realizar siempre la presentación mediante la  sede electrónica de la web del Ministerio de Justicia.

Inicio del procedimiento.

El procedimiento de nacionalidad española por residencia se iniciará una vez presentada la solicitud en modelo oficial habilitada por el Ministerio de Justicia, junto con el resto de documentación necesaria según cada caso.

Están legitimados para iniciar el procedimiento las siguientes personas:

a) El extranjero directamente, si es mayor de 18 años y esta emancipado.

b) El extranjero mayor de 14 años, pero menor de 18, personalmente asistido por su representante legal.

c) El representante legal para menores de 14 años, previa autorización expresa del encargado del Registro Civil e intervención del Ministerio Fiscal.  

Requisitos y documentación.

Por primera vez se relacionan en una norma jurídica los requisitos necesarios para poder solicitar la nacionalidad española por residencia, así como la documentación acreditativa del cumplimiento de los mismos. No obstante, los documentos concretos del supuesto desde el que se solicita la nacionalidad (falta de ejercicio de la facultad de optar a la nacionalidad española; condición de refugiado o apátrida; nacimiento en territorio español; condición de sefardí; matrimonio con español; condición de viudo de español; descendiente de español; o minoría de edad en régimen de tutela, guarda o acogimiento no provisional por ciudadano o institución española) pueden ser consultado en el modelo de solicitud oficial o en la propia página web del Ministerio de Justicia.

Una vez delimitada la documentación necesaria, se especifica aquella de obligada aportación por parte del extranjero, y aquella otra documentación que puede ser obtenida por la Dirección General de los Registros y del Notariado, previo consentimiento expreso del solicitante.

Acreditación del grado de integración: Certificado CCSE y Diploma DELE.

Se realiza una breve introducción a los aspectos esenciales del Certificado CCSE y del Diploma DELE (para saber más pinchar aquío aquí) y se establece la posibilidad de no aportar los certificados acreditativos de haber superado las pruebas, autorizando a la Dirección General de los Registros y del Notariado al acceso a los datos que constan en el Instituto Cervantes.

Si bien la Disposición Final 7ª de la Ley 19/2015 exime a los menores de edad y discapacitados de la obligación de tener que obtener el Certificado CCSE y Diploma DELE, no obstante el Artículo 6.5 dispone que “A efectos de acreditar el suficiente grado de integración en la sociedad española requerido por el apartado 4 del artículo 22 del Código Civil, los representantes legales de los menores de dieciocho años y las personas con capacidad modificada judicialmente deberán aportar los certificados de centros de formación, residencia, acogida, atención o educación especial en los que, en su caso, haya estado inscrito el interesado”.

También recoge el precepto la lista de países cuyos nacionales están exentos de aportar el Diploma DELE, entre los cuales se encuentran: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Digitalización de la documentación a aportar con solicitud de nacionalidad española por residencia.

El Artículo 7 del RD 1004/2015 prevé la posibilidad de que se suscriban convenios de colaboración con distintas entidades (Consejo General de la Abogacía Española, el Consejo General de Colegios de Gestores Administrativos de España, el Consejo General de Procuradores de España, el Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales de España y otros colegios profesionales, asociaciones y colectivos) para la digitalización de los documentación a aportar junto con la presentación telemática de la solicitud de nacionalidad española por residencia.

De momento se está a la espera del desarrollo efectivo de este precepto, así como de la publicación y alcance de los convenios ya suscrito.

Especialidades para extranjeros al servicio de las Fuerzas Armadas.

Dispone expresamente el Artículo 9.1 del RD 1004/2015 que “Cuando se trate de interesados que formen parte del personal al servicio de las Fuerzas Armadas, deberá constar en la solicitud el Mando o Jefatura de Personal del ejército al que pertenece el interesado, o la Dirección General de Personal en caso de los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas. Una vez que dicho Mando, Jefatura de Personal o Dirección General tenga conocimiento formal de la solicitud, remitirá telemáticamente al Ministerio de Justicia y en un plazo de quince días, los documentos precisos junto con un informe motivado en que se proponga la concesión o denegación de la nacionalidad española por residencia”.

Igualmente, se prevé que los extranjeros al servicio de las Fuerzas Armadas estarán exentos de prestar juramento o promesa de fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y a las leyes, al haberlo realizado con carácter previo a acceder al cargo.

El procedimiento tendrá carácter preferente y urgente cuando el extranjero se encuentre pendiente de suscribir su compromiso de larga duración.

Subsanación y mejora de la solicitud.

Cunando la solicitud de nacionalidad española por residencia no cumpa con los requisitos exigidos para la correcta tramitación y resolución del expediente, se requerirá para la oportuna subsanación, otorgando para ello un plazo de tres meses.

Si no se produjera la subsanación de la solicitud en dicho plazo, se entenderá como desistida a todos los efectos.

Concesión y eficacia de la Resolución.

Tramitado el procedimiento, y cumplidos todos los requisitos exigidos, el Ministerio de Justicia, a propuesta de la Dirección General de los Registros y del Notariado, concederá o denegara la solicitud de nacionalidad española por residencia.

Notificada en su caso la concesión de la nacionalidad española, la eficacia de la misma quedará condicionada a:

a) Que en el plazo de 180 días se realice ante el Registro Civil la jura o promesa de fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y al ordenamiento jurídico; la renuncia a la nacionalidad anterior (si procede); y la inscripción en el Registro Civil.

b) Que no se quebrante el requisito de buena conducta cívica exigida por el Artículo 22.4 del Código Civil hasta el momento de la inscripción en el Registro Civil.

Como paso previo a la inscripción en el Registro Civil, y si no hubiera tenido lugar antes, el Encargado del Registro Civil cotejará los documentos originales con los aportados telemáticamente durante la tramitación.

Denegación de la solicitud de nacionalidad española por residencia.

Cuando la solicitud de nacionalidad española por residencia sea denegada, el extranjero podrá interponer Recurso potestativo de Reposición ante la Dirección General de los Registros y del Notariado en el plazo de un mes desde su notificación, o presentar directamente Recurso Contencioso-Administrativo en el plazo de dos meses.

Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

La inclusión de la familia extensa dentro del Régimen Comunitario.

En el Consejo de Ministros que tuvo lugar el pasado día 30 de octubre de 2015, se aprobó un nuevo Real Decreto (pendiente de publicación en el BOE y de entrada en vigor), por medio del cual se viene a incluir dentro de los familiares beneficiarios del Régimen Comunitario a la denominada familia extensa.

Es necesario recordar que hasta el momento, el Artículo 2 del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, reconocía como familiares beneficiarios del Régimen Comunitario al cónyuge, a la pareja de hecho registrada, a los descendientes menores de veintiún años, mayores a cargo o incapaces, y a los ascendientes que vivan a cargo.

Además de estos familiares, la Directiva de la que trae causa el RD 240/2007, la Directiva 2004/38/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativa al derecho de los ciudadanos de la Unión y de los miembros de sus familias a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros por la que se modifica el Reglamento (CEE) no 1612/68 y se derogan las Directivas 64/221/CEE, 68/360/CEE, 72/194/CEE, 73/148/CEE, 75/34/CEE, 75/35/CEE, 90/364/CEE, 90/365/CEE y 93/96/CEE, reconoce en su Artículo 3.2 que:

“2. Sin perjuicio del derecho personal de los interesados a la libre circulación y a la residencia, el Estado miembro de acogida facilitará, de conformidad con su legislación nacional, la entrada y la residencia de las siguientes personas:

a) cualquier otro miembro de la familia, sea cual fuere su nacionalidad, que no entre en la definición del punto 2 del artículo 2 que, en el país de procedencia, esté a cargo o viva con el ciudadano de la Unión beneficiario del derecho de residencia con carácter principal, o en caso de que, por motivos graves de salud, sea estrictamente necesario que el ciudadano de la Unión se haga cargo del cuidado personal del miembro de la familia;

b) la pareja con la que el ciudadano de la Unión mantiene una relación estable, debidamente probada”.

Derivado de lo expuesto, y a la espera de ver el contenido exacto de la modificación planteada, se ha adelantado como texto de la modificación el siguiente:

“Los familiares de un ciudadano de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo, distintos de los señalados anteriormente, que le acompañen o se reúnan con él y acrediten de forma fehaciente en el momento de la solicitud que se encuentran en alguna de las siguientes circunstancias:

1º. Que en el país de procedencia estén a su cargo o vivan con él.

2º. Que, por motivos graves de salud o de discapacidad, sea estrictamente necesario que el ciudadano de la Unión se haga cargo del cuidado personal del miembro de la familia.

– Por otro, la pareja de hecho de los ciudadanos de ambos ámbitos con la que mantenga una relación estable debidamente probada”.

Hasta el momento, el Ordenamiento Jurídico español reconocía a estos familiares únicamente la posibilidad de obtener un Autorización de Residencia Temporal por Circunstancias Excepcionales en Régimen General (Disposición Adicional 23ª del RD 557/2011).

Con esta nueva modificación del RD 240/2007, estos miembros de la denominada familia extensa pasarán a tener reconocido el Derecho a la obtención de una Tarjeta de Residencia como Familiares de Ciudadanos de la Unión, en igualdad de condiciones que el resto de familiares.

Después de lo expuesto, y a modo de valoración, cabe calificar como sorprendente e inesperada esta apertura interpretativa y la inclusión de los miembros de la familia extensa como beneficiarios de pleno Derecho dentro del Régimen Comunitario.