Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Nociones básicas: diferencia entre TIE y NIE.

Muchos extranjeros (y no extranjeros) confunden a menudo el término Tarjeta de Identidad de Extranjero, TIE, con el Número de Identidad de Extranjero, NIE. Incluso en alguna ocasión, identifican el hecho de tener un NIE con la situación de ser residentes legales. Evidentemente, las situaciones son diferentes entre sí, al igual que son diferentes cada uno de estos conceptos.

Veamos, pues, las principales diferencias entre NIE y TIE:

NIE: Número de Identidad de Extranjero.

El NIE o Número de Identidad de Extranjero, es el número personal, único e intransferible asignado a cada extranjero y que lo identifica cuando toma contacto por primera vez con un procedimiento previsto por el Derecho de Extranjería. Por comparación con los ciudadanos españoles, vendría a ser el número del DNI.

NIE: Número de Identidad de Extranjero.

El procedimiento que da origen a la asignación del NIE puede ser cualquiera: solicitud de residencia legal, expediente de expulsión o devolución, estancia legal por estudios, realización de operaciones económicas, profesionales o sociales, etc…

El NIE deberá aparecer en todos los documentos expedidos por el Estado o las Comunidades Autónomas y que identifiquen al extranjero: TIE, Permiso de Conducir, Tarjeta Sanitaria, Informe de Vida Laboral, Tasas Administrativas, etc…

  El NIE se emite de oficio y tiene carácter sucesivo. A diferencia del número del DNI, comienza por la letra X o Y.

TIE: Tarjeta de Identidad de Extranjero.

Por su parte la TIE o Tarjeta de Identidad de Extranjero, es el documento físico que identifica al extranjero y acredita su situación de estancia (por vigencia superior a seis meses) o residencia legal en España. En comparación con los nacionales, sería como el propio DNI físico.

TIE: Tarjeta de Identidad de Extranjero.

El extranjero está obligado a solicitar su expedición en el plazo de un mes desde la entrada en España, o en su caso, desde el comienzo de la vigencia de la Autorización concedida. 

Diferencias TIE y NIE.

Las principales diferencias entre ambos conceptos son las siguientes:

1º.- El NIE es personal, único e intransferible para cada extranjero (al margen de posibles errores), mientras que la TIE, si bien es personal e intransferible, se actualiza cada cierto tiempo, dependiendo de la vigencia de la Autorización.

2º.- Por tanto, el NIE no caduca (únicamente dejará de tener efectos si el extranjero adquiere la nacionalidad española), mientras que la TIE ha de ser renovada a su caducidad.

3º.- La TIE identifica la situación de estancia o residencia legal del extranjero en España, mientras que el NIE no acredita dicha circunstancia.

4º.- La TIE solo será expedida una vez concedida la correspondiente Autorización, mientras que el NIE se asigna por el simple hecho de tomar contacto con la Administración competente en Derecho de Extranjería.    

5º.- La TIE puede ser retirada una vez caducada o como medida derivada de una sanción administrativa o penal, mientras que el NIE seguirá siendo siempre el mismo para el extranjero, independientemente de su situación administrativa.

6º.- La modificación del estatus legal del extranjero solo afectara a la TIE, nunca al NIE.

7º.- La expedición de la TIE está supeditada al abono de la correspondiente tasa administrativa, mientras que la asignación del NIE es automática y sin ningún tipo de coste.

Categorías
Devolución Opinión

El circo de la farsa: más sobre Devoluciones en caliente.

¡Buenas tardes niños y niñas, padres y madres, abuelos y abuelas! ¡Pasen y vean otro nuevo espectáculo del Circo de la Farsa en el que se ha convertido este Gobierno cuando «legisla» sobre las devoluciones en caliente! ¡No se lo pierdan, espectáculo asegurado!

Este podría ser, sin exageraciones, el titular sobre la nueva vuelta de tuerca que el Gobierno pretende introducir sobre su “regulación” de las devoluciones en caliente, lo que les convierte en un circo en toda regla. Sí señor, el Circo de la Farsa. No cabe otro nombre.

No puede ser otro el calificativo a dar a esta cabezonería del Gobierno de hacer lo que no puede hacer. De legislar lo que no se puede legislar. De dar apariencia de legalidad a lo que no puede revestir legalidad y legitimidad jurídica alguna. Sin embargo, en esta continua cabezonería, como ya ocurriera con otros asuntos en los que la presión social parece haber hecho mella (aborto, privatizaciones, ¿tasas judiciales?), se atisba un mínimo paso atrás en sus pretensiones de querer incluir esa figura pseudo-jurídica de las devoluciones en calientes en la Ley de Extranjería.

En efecto, según las últimas noticias, el Gobierno retrocede en sus pretensiones de “legalizar” (repito, algo imposible) las devoluciones en caliente, solamente cuando los saltos de la valla se produzcan en grupo. En concreto, el nuevo texto pasa a ser el siguiente:

«Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta y Melilla mientras intentan superar, en grupo, los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España».

De este nuevo texto, parece al menos que el Gobierno comienza a recuperar en parte la sensatez y el respeto por el Ordenamiento Jurídico nacional e internacional, así como por la propia Constitución. Y digo recuperar en parte porque, no obstante, quedan en el aire otras vulneraciones inherentes de Derechos Humanos en esta nueva propuesta, así como una serie de incógnitas sin aclarar.

Por lo que respecta a las vulneraciones de Derechos Humanos, parecer ser que el Gobierno, además de todas las violaciones referidas hasta el momento, hace oídos sordos a las interdicciones contenidas en Convenios Internacionales sobre prohibición de expulsiones colectivas de extranjeros, que es lo que se viene haciendo hasta ahora en Ceuta y Melilla sin reconocimiento de Derechos ni garantías jurídicas, y que es precisamente lo que el Gobierno pretende “regular” para saltos en grupo.

Entre los Convenios Internacionales que prohíben las expulsiones colectivas de extranjeros se encuentran el Protocolo 4º del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (Artículo 4: Quedan prohibidas las expulsiones colectivas de extranjeros”), la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (Artículo 19.1: “Se prohíben las expulsiones colectivas”), la Carta Africana sobre Derechos Humanos(Artículo 12.5: “La expulsión masiva de extranjeros estará prohibida”), la Convención Americana sobre Derechos Humanos(Artículo 22.9: “Es prohibida la expulsión colectiva de extranjeros”) o la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares (Artículo 22.9: “Los trabajadores migratorios y sus familiares no podrán ser objeto de medidas de expulsión colectiva. Cada caso de expulsión será examinado y decidido individualmente”), por ciento, todavía no ratificado por España.

Y que decir tiene la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que en sus Sentencias CONKA vs. BÉLGICA, de 5 de febrero de 2002 o HIRSI JAMAA Y OTROS vs. ITALIA, de 23 de febrero de 2002, delimita expresamente la prohibición de este tipo de expulsiones colectivas.    

Delimitadas, pues, las vulneraciones, vayamos ahora con las incógnitas.

¿Es de suponer que en el caso de aprobarse esta nueva Disposición Adicional Décima de la Ley de Extranjería, los saltos de la valla de manera individual recibirán el trato previsto para ello en la propia Ley de Extranjería, reconociéndose Derechos y garantías jurídicas? ¿O se seguirán realizando devoluciones en caliente, porque total, a estas alturas de la película que les quiten lo bailado…? ¿Qué entiende el Gobierno por grupo a estos efectos? ¿Dos personas son un grupo? ¿Tres? ¿Cuatro personas?

Si acudimos a la RAE, se define la palabra grupo como una “Pluralidad de seres o cosas que forman un conjunto”. ¿Y pluralidad? Si acudimos a su definición de pluralidad, se entiende como “Multitud, número grande de algunas cosas, o el mayor número de ellas”. ¿Y multitud? Pues bien, si finalmente acudimos a la definición de multitud, la RAE la concreta como “Número grande de personas o cosas”.

Siguiendo estas definiciones, y sin que el Gobierno haya entrado en detalle, ¿Qué se debe entender por grupo? ¿Entenderá el Gobierno que grupo, pluralidad, multitud, “número grande de personas”, son precisamente eso, un número grande de personas? ¿O en vez de aplicar las definiciones de la RAE hará uso del refranero español que dice: “Dos son compañía, tres son multitud”? ¿RAE o refranero? Mucho me temo que ganará lo segundo.

Y a todo esto, ¿recuperará el Gobierno la plena sensatez y dejará de representar el Circo de la Farsa intentando “legalizar” las devoluciones en caliente? O mejor aún, ¿dejará de llevarlas a cabo y de vulnerar la Constitución y los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos?  

En conclusión, y entre tantas preguntas e interrogantes: ¿será al final verdad, pues, ese sabio proverbio que dice: “el que hace la ley, hace la trampa”?

Categorías
Residencia Trámite_Extranjería

Modificación de Estancia por Estudios a Residencia y Trabajo.

El Artículo 199 del RD 557/2011 regula el procedimiento por medio del cual un extranjero que sea titular de la Autorización de Estancia por Estudios, Investigación, Formación o Prácticas puede acceder a estatus de residente legal para desempeñar una actividad por cuenta ajena o por cuenta propia.

En concreto, la modificación de la situación de Estancia por Estudios, Investigación, Formación o Prácticas se puede realizar hacia los siguientes supuestos:

  • Modificación a Autorización de Residencia y Trabajo por Cuenta Ajena Inicial.
  • Modificación a Autorización de Residencia y Trabajo por Cuenta Propia Inicial.
  • Modificación a Autorización de Residencia con Excepción de Autorización de Trabajo.
  • Modificación a Autorización de Residencia y Trabajo para Investigación.
  • Modificación a Autorización de Residencia y Trabajo de profesionales Altamente Cualificados.

Si bien el procedimiento para cada uno de estos supuestos es completamente diferente, no obstante, existen una serie de requisitos comunes de previo cumplimiento para poder solicitar la modificación y el acceso a la correspondiente Autorización de Residencia y Trabajo. Veámoslos pues.

Requisitos previos para poder iniciar el procedimiento de modificación.

El extranjero titular de una Autorización de Estancia por Estudios o similar, que pretenda obtener una Autorización de Residencia y Trabajo Inicial, tendrá que cumplir obligatoriamente los siguientes requisitos:

a) Haber sido titular de una Autorización de Estancia por Estudios durante al menos tres años, salvo las excepciones previstas en el Artículo 199.4 del RD 557/2011.

b) Haber superado con éxito los estudios o haber concluido con aprovechamiento el trabajo de investigación, formación o las prácticas.

c) No haber obtenido becas o subvenciones de organismos públicos o privados dentro de programas de cooperación o de desarrollo de España o de su país de origen.

d) No tener Antecedentes Penales ni en España, ni en los anteriores países de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.

Modificación a Autorización de Residencia y Trabajo por Cuenta Ajena Inicial.

La obtención de la Autorización de Residencia Temporal y Trabajo por Cuenta Ajena debe ser solicitada obligatoriamente por el empleador que pretenda contratar al extranjero.

Serán requisitos necesarios para este procedimiento:

  • Presentar un contrato de trabajo firmado por empleador y trabajador con una duración de un año, cuyas condiciones deberán respetar los mínimos establecidos por la legislación laboral. La vigencia de este contrato de trabajo estará condicionada a la concesión de la Autorización solicitada.
  • Acreditar que el empleador se encuentra inscrito en el sistema de Seguridad Social y que se encuentra al corriente de sus obligaciones tributarias y de la Seguridad Social.
  • Demostrar por parte del empleador que dispone de la solvencia económica suficiente para hacer a la futura contratación.
  • Caso de ser necesario, acreditar la capacitación o cualificación profesional exigida para el ejercicio de la profesión ofertada.
  • Modificación a Autorización de Residencia y Trabajo por Cuenta Propia Inicial.

La tramitación de este tipo de Autorización se inicia directamente por el extranjero interesado, debiendo se acreditar el cumplimiento de los siguientes requisitos, además de los comunes vistos anteriormente:

  • Cumplir los requisitos propios que la legislación exige para la apertura y funcionamiento de la actividad a desarrollar por cuenta propia.
  • Demostrar experiencia acreditada para el ejercicio de la actividad profesional a llevar a cabo, así como la colegiación, si resulta necesario.
  • Acreditar disponer de la inversión suficiente y las posibilidades, en su caso, de crear empleo.
  • Demostrar la viabilidad del negocio proyectado, así como la obtención de recursos económicos suficientes para la manutención y alojamiento del solicitante.
  • Caso de ser necesario, acreditar la capacitación o cualificación profesional exigida para el ejercicio de la profesión ofertada.

Modificación a Autorización de Residencia con Excepción de Autorización de Trabajo.

Este tipo de Autorización de Residencia con Excepción de Autorización de Trabajo está prevista para una serie de actividades muy concretas y reguladas expresamente. Entre ellas se encuentran, a modo de ejemplo: determinados técnicos y científicos; personal directivo y docente; funcionarios civiles o militares de Administraciones extranjeras; o ministros religiosos y miembros de la jerarquía de las iglesias, confesiones y comunidades religiosas.

En estos casos, será necesario acreditar expresamente encontrarse en uno de estos supuestos de excepción según los requisitos contenidos para cada uno de ellos en el Artículo 117 del RD 557/2011.

Modificación a Autorización de Residencia y Trabajo para Investigación.

La solicitud de la obtención de la Autorización de Residencia y Trabajo para Investigación deberá ser presentada por la persona  que ostente la representación legal del organismo de investigación.

Dicha solicitud tendrá que ser acompañada de la documentación que acredite los siguientes extremos:

  • El organismo de investigación debe de estar autorizado para la firma de convenios en este sentido, debiendo de estar reconocido expresamente por el Ministerio de Economía y Competitividad (ver).
  • El Proyecto de investigación debe estar aceptado por el organismo de investigación, conteniendo su objeto, duración, medios materiales y financieros para su realización.
  • El organismo de investigación deberá estar inscrito en el sistema de Seguridad Social y encontrarse al corriente de sus obligaciones tributarias y con Seguridad Social.
  • Acreditar la existencia de un convenio de acogida firmado entre el organismo de investigación y el investigador extranjero, conteniendo contrato de trabajo firmado por ambos, con vigencia condicionada a la concesión de la Autorización solicitada.
  • Disponer de la cualificación profesional exigida para el ejercicio de la profesión.

Modificación a Autorización de Residencia y Trabajo de profesionales Altamente Cualificados.

Este tipo de Autorización de Residencia Temporal y Trabajo de profesionales Altamente Cualificados se inicia por medio de solicitud presentada por el empleador que pretenda contratar al extranjero altamente calificado.

Serán requisitos necesarios para este procedimiento:

  • Acreditar una permanencia continuada en España durante al menos tres años en situación de estancia, salvo que el extranjero haya superado las prácticas o formación para la obtención de los títulos de especialista en Ciencias de la Salud, obtenidos en Estados no miembros de la UE, o que esté en posesión del título homologado de Licenciado en Medicina (si la actividad a desarrollar es el acceso a la escala de complemento del Cuerpo Militar de Sanidad).
  • Presentar un contrato de trabajo firmado por empleador y trabajador con una duración de un año, cuyas condiciones deberán respetar los mínimos establecidos por la legislación laboral (con un salario bruto anual, al menos, 1,5 veces el salario anual bruto medio de la profesión que vaya a desempeñar, por regla general, o 1,2 veces en algunos supuestos). La vigencia de este contrato de trabajo estará condicionada a la concesión de la Autorización solicitada.
  • Acreditar que el empleador se encuentra inscrito en el sistema de Seguridad Social y que se encuentra al corriente de sus obligaciones tributarias y de la Seguridad Social.
  • Demostrar por parte del empleador que dispone de la solvencia económica suficiente para hacer a la futura contratación.
  • Caso de ser necesario, acreditar la capacitación o cualificación profesional exigida para el ejercicio de la profesión ofertada.